Lo que aprendí en el Camino de Santiago

20161008_121739

Hace unos meses, el pasado 7 de octubre, empecé mi particular Camino de Santiago uniéndome al Camino Primitivo en Grandas de Salime. 187 kilómetros recorridos en 6 días y decenas de experiencias en mi memoria. Hoy he abierto la libreta que usé como diario y estas fueron mis reflexiones:

“Puntuales, cada mañana, las lámparas se encienden a las 7.15h, disparando su haz de luz sobre las caras de los que dormimos en la parte superior de las literas. Las camas de abajo tienen un despertar más tranquilo y por comodidad las usan personas más mayores. Yo elijo siempre la de arriba porque me siento más aislada de ronquidos que salen por todos los orificios del peregrino.

Pensé en escribir cada día sobre las impresiones de mi viaje y han pasado 4 días sin hacer los deberes.

El Camino, las primeras etapas del mío, han sido realmente bonitas. Paisajes de verde intenso – comencé en la frontera de Asturias con Galicia – cubiertos de niebla, misterio y paz hasta bien entrada la mañana.

Mis pensamientos, pausados. Ojalá sea capaz de trasladar esa serenidad a mi vida diaria. Ojalá pueda apartar por unas horas mi vida, las obligaciones, preocupaciones y esa máscara que nos ponemos para cumplir lo que reclama nuestro entorno o, mejor dicho, lo que creemos que reclama. Caminas, te separas del grupo porque sí, sin dar explicaciones que nadie pide, y sigues caminando para conocer a nuevos caminantes o para preguntar cómo van los que conociste ayer. Habláis sobre los motivos de vuestros “caminos” cual libros abiertos, sin temor a ser juzgados, a tener que justificaros porque no temes lo que puedan pensar. Es tu camino, sólo tuyo.

Y conoces a gente maravillosa que comparte su comida y esparadrapos. Y tú compras la empanada más grande para devolverles lo recibido y admiras la bondad de tus compañeros mientras piensas que tú también eres más bondadoso estos días porque eres más tú, sin el ceño fruncido. Y sueñas con la utopía de fruncirlo menos de vuelta a casa.

Así han sido mis cuatro primeros días del Camino, con el lema Aquí y Ahora en todo momento mientras sumo kilómetros bajo mis botas.”

Y regresé, y olvidé lo aprendido y poco a poco el ceño se volvió a fruncir más de la cuenta. Tal vez fue demasiado corto o tal vez deba repetir curso para que me quede clara la lección 🙂

Mis artículos en El Periódico, 2016

Hay profesiones para las que, normalmente, se va a la universidad, se obtiene un diploma y ahí se acaba el estudio. Durante el resto de la vida se debe,simplemente, administrar lo que se ha aprendido. En el periodismo, en cambio, la actualización y el estudio constantes son la conditio sine qua non”. Ryszard Kapuscinski en Los cínicos no sirven para este oficio.

22/09/2016. Con los ojos del niño

26/07/2016. Suites para insectos

11/07/2016. Buenas noches, Ramadán

05/07/2016. Limpiabotas en extinción

21/06/2016. Escuela de payasos

31/05/2015. El gran do de pecho escolar

27/05/2016. Jaume Gras, escritor: “En 1874 murieron 100 personas en la plaza de Sarrià”.

06/05/2016. Lourdes Campuzano, periodista: “Ya hay guías infantiles pero yo quiero que el niño se implique

02/05/2016. El bocata más madrileño conquista Barcelona

8/04/2016. Xavier Fernández, fotógrafo: “En Horta existe un fuerte sentimiento de pertenencia”

24/03/2016. Javier Moraz, taxista y jotero: “Nunca podré devolver a la jota todo lo que me ha dado”

16/03/2016. Can Riera, la masía oculta de La Verneda

Los gitanos del mar

De visita en la isla tailandesa de Koh Lanta, topé con unos barracones descoloridos que ganaban terreno al agua sobre unas largos listones de madera. La guía decía que nos encontrábamos ante los llamados gitanos del mar, el pueblo que se salvó del tsunami de 2004. Este pueblo que no sabe leer escuchó las advertencias del océano y se refugió en las montañas de “la ola que se traga a la gente”, como ellos la llamaban. No fallaron.

Los moken y los bujau son nómadas del agua, no tienen nacionalidad ni domicilio fijo. Los gobiernos de Tailandia y Birmania han seagypsiesintentado integrarlos en su sociedad con poco éxito. A menudo viven a varios kilómetros de la tierra en barcas de madera y sufren el mal de tierra cuando atracan en un puerto para comprar arroz o reparar sus embarcaciones. Otros construyen sus cabañas sobre la playa sin perder de vista su punto de referencia. El mar les proporciona lo que necesitan, se alimentan de su flora y fauna que cazan con arpones rudimentarios. Tal es la influencia del océano en su día a día, que miden el paso del tiempo según las mareas. Son capaces de nadar durante 5 minutos y sus ojos enfocan mejor bajo el agua.

Ahora su supervivencia se ve amenazada. El crecimiento del turismo, los hoteles a pie de playa que se construyen donde antes vivían ellos y la sobreexplotación de los recursos naturales hace peligrar su continuidad. Sus armas de lucha son excasas en un pueblo que de costumbres anteriores a las leyes de estos países, que aún no entiende el concepto de propiedad privada.

 

Old school journalist: mis artículos en prensa 2014

“Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”, decía García Márquez.

 

19/12/14. Tres heridos de arma blanca y dos detenidos en una pelea en plena Rambla Catalunya

14/05/14. Alerta el Vallvidrera por una curva urbana peligrosa

23/04/14. Mayores y mejores

23/04/14. El mercado de Vall d’Hebron atrae clientes con un curso de cocina

02/04/14. Dudas sobre el bloque decano del Eixample

19/03/14. La Escola Thau cumple medio siglo de educación humanista

05/03/14. Cannabis modernista

19/02/14. Casinet de la lucha

12/02/14. La vivienda más elegante y cara de la ciudad

La misteriosa pareja

En el tren, de regreso a casa, leo Great Exptectations e intento concentrarme en su rebuscado inglés cuando un sonoro beso distrae mi atención. El ruido llega de los asientos de delante, donde, sin alzar la vista de mi libro, identifico la silueta de un hombre. El viajero, ajeno a la audiencia, prosigue con su retahíla de arrumacos hacia la persona que se sienta a su lado. La curiosidad me corroe. ¿Quién será la efusiva pareja? Sé por la voz masculina que no me encuentro frente a dos atolondrados adolescentes. ¿Serán besos clandestinos de amantes? Levanto la mirada con disimulo y me doy cuenta de que no me hacen falta precauciones. Él sólo tiene ojos para ella. Con una mano sujeta, protector, una maleta destartalada; con la otra abraza a la anciana cuyos rasgos ha heredado su cara.

12 de marzo de 2012.

El miedo

“El miedo: un depredador cruel y voraz que vive dentro de nosotros. Nunca permite que lo olvidemos. Continuamente nos paraliza y nos tortura. No cesa de exigir alimento, siempre debemos saciar su hambre. Nosotros mismos nos cuidamos de que coma sólo de lo mejor. Sus platos favoritos se componen de chismes siniestros, de malas noticias, de pensamientos aterradores y de imágenes de pesadilla. De entre un millón de chismes, noticias y pensamientos siempre elegimos los peores, es decir, aquellos que más le gustan. Los más adecuados para saciarlo, para satisfacer al monstruo.

Vemos aquí a un hombre que, con la cara pálida y gestos de inquietud, escucha lo que le cuenta otro. ¿Qué pasa? Que está alimentando su miedo. ¿Y si no tenemos alimento alguno? Febrilmente lo inventamos.

¿Y si no podemos inventarlo (cosa que ocurre en contadas ocasiones)? Corremos a buscarlo entre otros; preguntamos a la gente, escuchamos y coleccionamos noticias hasta que, por fin, conseguimos saciar nuestro miedo.”

El Sha
Ryszard  Kapuscinski,

Mors certa, hora incerta

El cementerio de los blogs olvidados. Recuerdo el nombre que da Carlos Ruiz Zafón a la Llibreria Canuda (RIP) en La Sombra del Viento para describir el inmenso camposanto de genialidades que alberga la red. Muchos de ellos en forma de vídeo, imágenes y, sobre todo, blogs.

Llevo días elaborando mentalmente mi próximo post y al ponerme a investigar sobre el tema he descubierto que de original no tenía nada. En mi pantalla han florecido decenas de textos anónimos sobre éste y otros asuntos, perfectamente documentados, minuciosamente ligados y tremendamente adictivos. No podía dejar escapar a estas cabezas pensantes y he querido seguirlas a todas ellas para descubrir que en un 80% de los casos la última actualización se hizo hace al menos dos años.

¿Qué fue de sus autores? ¿Por qué se cansaron de sus diarios electrónicos? ¿Son conscientes de que, tal y como deseaban, sus textos han sido admirados? ¿Cuántos de ellos alcanzaron los 15 minutos de gloria que nos deseaba Warhol? En nuestro afán por trascender, cada uno de nosotros lo intentamos a nuestra manera y el mundo online potencia nuestras posibilidades. Pero somos tantos individuos creando que cada vez resulta más difícil hallar la aguja en el pajar. Y si la encontramos, la red gira a tantos bits por segundo que su fama resulta aún más efímera.

He leído reflexiones sobre qué pasa con nuestra vida online cuando nos vamos al otro barrio. Pero también dejamos nuestros contenidos nadando a la deriva aun siguiendo en este barrio.

Esto no es una despedida, ni mucho menos. Pero teniendo en cuenta mi poca continuidad en algunos campos y temiendo que algún día deje el blog arrinconado, aquí va mi panegírico:

“Si no me encontráis, estoy explorando nuevas aficiones. Pero volveré, con este u otro nombre. Mi necesidad de escribir siempre regresa”.

Good night

El cel de nit em captiva. Em captiven les estrelles, Venus i Mart a l’horitzó quan el sol es pon, mirar els cràters de la lluna amb telescopi i identificar les constel·lacions i els mites relacionats. M’hipnotitza tant que vaig arribar a durar mig estiu amb un plasta només perquè m’expliqués cadascun dels puntets de la Via Làctia. Suposo que els seus interessos eren diferents.

Per això no m’he pogut resistir als curts de TSO Photography, un fotògraf de paisatges noruec amb vídeos que se situen entre els més vistos de Youtube i Vimeo. Admireu i relaxeu-vos amb ‘The Mountain’, una successió d’instantànies de les nits del Teide, considerat un dels millors observatoris del món.  Amplieu a pantalla completa i gaudiu!! Bona nit.

Si te hubieras casado con él…

Por la web corre un chiste que se hizo famoso en EEUU durante el escándalo de Bill Clinton con Monica Lewinsky. La broma hacía alusión a la audacia de Hillary Clinton.

Bill y Hillary van por una carretera y paran en una gasolinera. Ella le dice: “Mira, ese hombre del surtidor fue mi novio en el instituto”, y Clinton le contesta: “Si te hubieras casado con él, ahora estarías trabajando en una gasolinera”. A lo que ella le responde: “No, querido. Si me hubiera casado con él, ahora él sería el presidente de Estados Unidos”.

Ahora Hillary se postula como posible candidata demócrata para las elecciones de 2016.

I tu, també ets de “pueblo”?

Tres tipus de nen conviviem durant la meva infància en una ciutat d’extrarradi catalana. Els que estiuejaven al càmping/apartament, els que havien viatjat a Eurodisney – en clara minoria- i els que teniem pueblo.

La unió d’un català i una manxega em va convertir en nena amb pueblo. El meu, com la resta, tenia carrers sense trànsit on els pares ens deixaven jugar fins les 2! Més endavant tornaria a explicant experiències com el primer porro o les primeres aventures amoroses.

“¡Ya están aquí las catalanas!”; “¡Como aquí no se vive en Barcelona!” i el clàssic “¿Tú también eres independentista?” són alguns dels comentaris que he après a capejar amb somriure de Mona Lisa. I també a acceptar costums que em teuen de polleguera, mentre jo enervo els altres amb els meus. Em quedo, però, amb el caliu difícil de trobar a la ciutat i el seu argot únic que mai trobareu a la RAE.

No, això no és una oda al pueblo perquè no en sóc una fervent enamorada. És un reconeixement a part dels meus orígens, perquè els records de la mare han fet sotracs en la meva manera d’entendre el món i perquè sense el pueblo la meva infància d’extrarradi barceloní hagués estat una altra. Ni millor ni pitjor, simplement una altra.